NUEVO ORDEN Y DESARROLLO EN CARTAGO

Redacción / HOY EN POSITIVO

Como parte de la cercanía que desde HOY EN POSITIVO hemos mantenido durante estos diez años con instituciones y servidores públicos en la gestión local, en esta oportunidad compartimos entrevista realizada al Lic. Mario Redondo Poveda, Alcalde del cantón central de Cartago, sobre diferentes aspectos de interés para los habitantes de esta ciudad. 

Don Mario, ¿Cuál fue la principal motivación de aspirar al cargo de Alcalde Municipal?

Siempre he tenido un fuerte llamado a servir, sobre todo a servir a los más humildes y necesitados, fue algo que me inculcaron en mi hogar, algo que heredé principalmente de mi mamá. A lo largo de mi vida llegué a comprender que la política bien entendida y bien utilizada, es el mejor de los medios para servir y para transformar la realidad de las personas, para lograr el bienestar a través de políticas públicas, programas y decisiones que impacten en la calidad de vida de la gente. Fui regidor en la Municipalidad de Cartago en los años 90s, y desde ahí he visto con preocupación las enormes necesidades que día a día enfrentan mis coterráneos, los cartagineses. He sido testigo de cómo las malas decisiones políticas tomadas desde la Municipalidad en el pasado han incidido en que el cantón pierda competitividad, no brinde servicios con la calidad que la gente merece y necesita, y que en términos generales se rezague. Ante esa realidad, con el afán de no resignarme a ser un observador pasivo, tomé la decisión junto con el apoyo de mi familia, de postularme al cargo.

¿Podría citar los tres principales desafíos planteados para su gestión?

Primero, devolverle al cartaginés la credibilidad en la Municipalidad de Cartago como una institución al servicio de la ciudadanía, libre de corrupción, amiguismos y clientelismos, enfocada en generar productos institucionales de alta calidad y con eficiencia. En segundo lugar, colocar a Cartago en la cabeza del desarrollo nacional, mejorando significativamente sus condiciones de competitividad para que pueda generar y retener empleo, lo cual pasa por mejorar la inversión pública municipal en todos sus niveles (infraestructura vial, obras menores), entrega de servicios públicos de calidad (agua potable, alcantarillado, recolección de basura, aseo de vías, seguridad comunitaria) y formación para el empleo. Y tercero, hacer un uso eficiente del presupuesto institucional, sanando las finanzas institucionales en procura de eliminar el déficit presupuestario existente y proyectado con que encontramos la institución en mayo del 2020, y reorientando el recurso disponible en todo aquello que implique generación de valor público a la ciudadanía. 

¿Puede comentarnos en qué estado general encontró a este gobierno local?

Encontré un gobierno local con una situación financiera deficitaria y con proyecciones poco halagüeñas en el marco del Covid-19 y de la situación económica del país en general. Una Municipalidad acostumbrada a gastar, sobre todo en contrataciones, sin monitoreos o evaluaciones concretas de resultados generados. Asimismo, una Municipalidad con dependencia de tercerizaciones de procesos internos, que perfectamente podía asumir con recurso humano propio. También encontré una Municipalidad con los ciclos de planificación, presupuestación, evaluación, inversiones y rendición de cuentas, con avances parciales y significativos desafíos sobre todo en materia de gestión de inversiones. Una Municipalidad con un talento humano muy bueno, personal experimentado y calificado, pero que por muchos años vivió en un ambiente laboral nocivo lo que hizo que su clima organizacional se deteriorara, así como las relaciones humanas a lo interno de la institución. Encontré una Municipalidad con un organigrama desarticulado, con enorme cantidad de jefaturas que no tienen siquiera personal a cargo asignado; una estructura burocrática que sin lugar a dudas requiere una reingeniería. Un Municipalidad de espaldas a la ciudadanía, donde no se gestan o aprovechan espacios de fomento a la participación ciudadana en el diseño de soluciones conjuntas. Una Municipalidad con enormes rezagos en infraestructura vial. De igual manera, mala planificación y conducción de proyectos sobre todo constructivos. La institución desarrolló obras (edificios) de alto costo no solo en su construcción, sino en su operación y mantenimiento, sin tener claridad en su uso, retornos económicos, y beneficio a la ciudadanía.

 Todos los días de mi trabajo como Alcalde, los dedico de lleno a luchar por el repunte de este cantón, por generar condiciones que propicien la generación de empleo, las mejoras en infraestructura pública, seguridad, educación y todo aquello que los cartagineses merecemos.   

Alcalde, ¿A qué aspira en la relación con el Concejo Municipal?

Aspiro a que durante mi gestión, se logren mantener las excelentes relaciones que hasta la fecha se han tenido con el Concejo Municipal. Tenemos un Concejo integrado en su gran mayoría, por personas interesadas en servir a la comunidad, y no a intereses particulares. Un Concejo maduro, estudioso de la realidad cantonal y dispuesto a sumarse en conjunto con la Administración Municipal, a desarrollar los proyectos estratégicos en que tenemos acuerdo. Un Concejo, que ha hecho del diálogo y discusión transparente y bien intencionada, la práctica cotidiana para tomar decisiones en equipo.

¿De qué manera se puede beneficiar su cantón, de la experiencia pública que usted acumula, principalmente en la Asamblea Legislativa? 

La experiencia que tengo como servidor público, sin lugar a dudas genera grandes beneficios pues conozco con detalla la Administración Pública costarricense, y la forma en que la misma funciona. Tengo pleno conocimiento del manejo de la hacienda pública, normativas atinentes a la gestión pública y otras afines que son necesarias para ostentar este cargo. Además, me ha permitido tener un amplio conocimiento de la realidad nacional de Costa Rica y Cartago, teniendo claridad de los retos por atender y el orden de prioridades de los mismos. Adicionalmente, mi experiencia en la Asamblea Legislativa ha fortalecido mi capacidad de escucha, de diálogo, de toma de decisiones y negociación, lo cual sin lugar a dudas se requiere para ostentar la jerarquía de cualquier institución. Mi paso por la Asamblea me enseñó a liderar con humildad, y aspirar a realizar grandes transformaciones en la calidad de vida de las personas, lo que sin duda, se puede llevar a cabo como Alcalde; entendiendo que ocupar estos puestos es una oportunidad pasajera, la cual debe aprovecharse al máximo, minuto a minuto. 

¿Qué enseñanzas acumula del modelo de gestión municipal para enfrentar la afectación del covid-19?

  • El Modelo de Gestión para Resultados en el Desarrollo y el convencimiento en implementar cada una de sus etapas de forma sólida y robusta en la institución, ha sido la línea a seguir en cuanto a la gestión institucional (planificación, presupuestación, gestión de inversiones, seguimiento y evaluación). 
  • Usar intensivamente la tecnología para facilitar trámites y gestiones al ciudadano, tomando muy en serio la mejora regulatoria y simplificación de trámites. 
  • Revisar cada uno de los rubros de gasto, y autorizar los mismos bajo garantía de que son necesarios y se traducirán en mejoras para la gente, a quien nos debemos. 
  • Seguimiento feroz con los equipos técnicos de financiero, tributario y planeamiento, para monitorear en tiempo real la situación financiera de la institución.
  • Coordinación estrecha con directores y jefes para mantener un direccionamiento claro de la institución, y abordar en equipo los problemas institucionales.
  • Administrar cabalmente los riesgos que enfrentamos, impulsando planes específicos de gestión de riesgos por departamento o unidad organizacional. 
  • Fortalecer los liderazgos institucionales, empoderar en positivo a los colaboradores institucionales, sentando estrictas responsabilidades y reconocimiento al mérito de aquello que estamos haciendo bien. 

¿Puede describirnos cómo sueña que sea la descripción de los logros que dejaría en el último día de su gestión como Alcalde? 

Quisiera que mi Administración sea recordada como la época de oro de Cartago, como el periodo del repunte en su crecimiento económico y competitividad, como un Alcalde humilde, amigo y cercano al ciudadano y al personal institucional, sensible a las necesidades del ciudadano y preocupado siempre por atenderlas de la mejor manera. Como una gestión de mano dura contra la vagancia y la corrupción, que rindió cuentas de cada colón que administró en beneficio de la ciudadanía. Quisiera que mi periodo sea recordado como de vanguardia, como aquel en el que Cartago despegó en su Índice de Desarrollo Social y se convirtió en el cantón mejor posicionado de Costa Rica.

Finalmente Alcalde, a pesar de la situación sanitaria, social y económica del país, ¿qué mensaje de esperanza le envía a los cartagineses?

Hoy con plena convicción le digo a los cartagineses que sigamos adelante, que los hijos de Cartago somos y seremos la vanguardia, y que de la prueba y los retos, debemos sacar lo mejor de cada uno de nosotros. Que sí es posible tener un mejor cantón y una mejor Municipalidad, que sí es posible generar mejores servicios y usar de manera eficiente los recursos que con tanto esfuerzo aportan a la institución, pero que todo ello depende de que trabajemos juntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *