• Somos la número 2 en toda Latinoamérica
  • También la número 20 entre 167 naciones, según Índice de Democracia del 2021

Hemos vivido un nuevo y muy particular proceso electoral que reafirma la vocación democrática de los costarricenses. Cuando citamos esa característica, podemos ilustrar aspectos como las 25 opciones de candidaturas que tuvimos para escoger, la influencia de la pandemia, la importancia de herramientas como el internet, el uso de las redes sociales para difundir propuestas y mensajes de los aspirantes, y hasta la realización de los debates radiales, digitales y televisivos para conocer y comparar las distintas hojas de ruta propuestas por aquellos que consideraron tener los atestados para aspirar a la Presidencia de la República. 

Curiosamente cuando un sector significativo de la población, muestra resistencia y reserva ante la política electoral, los partidos políticos y la figura “del político”, este proceso del 6 de febrero, tuvo la mayor cantidad de aspirantes en toda la historia de nuestro sistema de elecciones. Es cierto que solo seis de cada diez electores se presentaron a los centros de votación, lo que plantea un reto para muchísimos actores para reformular las formas en que se puede llegar a reducir el abstencionismo. Según el TSE, algunas razones pueden ser: menos identidad partidaria, aspectos sociográficos y hasta modificaciones en la legislación, como por ejemplo, separar las elecciones municipales de las nacionales. Para mejor ilustración, para la escogencia de las autoridades de los gobiernos locales, participan más los electores de las zonas fuera de la gran área metropolitana. Sin embargo, para la escogencia del presidente, vice presidentes y diputados, votan mucho más, quienes habitan en las zonas urbanas del país.

Aún con todo esto, en publicación de la revista británica “The Economist”, se ubica a Costa Rica en posiciones de privilegio, tanto a nivel mundial como latinoamericano; esta noticia nos llena nuevamente de orgullo, pero también de gran responsabilidad cívica para toda la población. 

Aunado a lo anterior, la misma Misión de Observadores de la Organización de Estados Americanos, liderado por Isabel de Saint Malo, ex Vicepresidenta y ex Canciller de Panamá, ha reconocido nuevamente el nivel de civismo y respeto de los costarricenses por la institucionalidad nacional. Igual han dejado en su reporte preliminar importantes desafíos y áreas de mejora, por ejemplo, la necesidad de que exista acceso previo a recursos por parte de los partidos políticos, para no condicionar tanto a la participación de entidades financieras en este tipo de procesos de elección. 

Esta vez por las condiciones conocidas, esta fiesta ciudadana no contó con la algarabía de niños y jóvenes en los centros de votación, así como la ubicación de los toldos tradicionalmente informativos de las agrupaciones participantes. Y hasta posiblemente también influyó en muchos, el no ir a cumplir con el sagrado derecho al sufragio, por temor al contagio. 

Costa Rica sigue ubicada como una de las 20 democracias más sólidas del mundo, y nos corresponde a cada uno de nosotros con la suma de nuestras acciones diarias, seguir contribuyendo para que esto siga siendo así por generaciones. La segunda ronda entre José María Figueres y Rodrigo Chaves, es una nueva prueba para blindar con la legitimidad necesaria a nuestro régimen democrático; a ellos como líderes les corresponde también la tarea de ser ejemplo con sus visiones y propuestas de política pública al electorado, para que siga siendo posible, la sana convivencia y el respeto democrático.  

Producto del domingo 6 de febrero, ha surgido el nuevo Congreso que inicia funciones una semana antes del traspaso de poderes del 8 de mayo. Prácticamente será la Asamblea Legislativa más paritaria en la historia y esto nos llena de ilusión por la justa distribución del poder ciudadano. Además de las bancadas del PLN, el PUSC, se integran representantes de partidos nuevos como el PSD, NR, el PLP y el FA. Anhelamos la mejor gestión posible de todos ellos por el bien de Costa Rica.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *