• Luis Fernando Suarez: “Vamos a competir”
  • Tres rivales caribeños nos esperan en la primera ronda

Leonardo Cordero Zúñiga

Periodista y Comentarista Deportivo

La selección de fútbol de Costa Rica afronta en esta próxima edición de Copa Oro un reto diferente, no solo significa una nueva participación, -siempre con la ilusión de ganar un evento, que aún no se ha conseguido-, pero además, es tratar de consolidar en poco tiempo la idea de juego del nuevo estratega, para encarar la eliminatoria a la próxima cita mundialista en Catar 2022.

¿Cuál debe ser la prioridad?, el señor Suarez ha envidado mensajes claves durante sus participaciones en conferencia de prensa. Considera que Costa Rica “tiene y debe competir”, sin dejar de lado que esta es una valiosa oportunidad de trabajar el grupo en una competencia oficial.

La eliminatoria está a la vuelta de la esquina, y pocas veces un director técnico asume la conducción del representativo nacional, cuando quedan tan pocos días para iniciar la eliminatoria a una copa de mundo mayor, y menos arrancar un torneo sin haber tenidos partidos amistosos, únicamente entrenamientos en el Proyecto Gol y los que ya realiza en el campo de concentración de Orlando, Florida. El reto es grande.

El colombiano trabaja contra el tiempo, y ahí es donde el desafío es mayor, sin embargo, debió tener la contribución y asesoramiento del director de selecciones Carlos Watson y miembros de la comisión de selecciones, que por cierto, poco se conocen. Eso sí, montó un cuerpo técnico amplio, muchos de su confianza, coterráneos, y otros ya conocidos de nuestro medio y eso da seguridad para lograr los objetivos. 

Ahora bien, los técnicos de las otras selecciones, en especial las que estarán en la octogonal final, por tres plazas y media al mundial del próximo año, llevan y superan ampliamente con tiempo de trabajo en sus respectivos equipos, Gregg Berhalter en Estados Unidos, “Tata” Martino con México, John Herdman de Canadá, Theodore Whitmore de Jamaica y las selecciones centroamericanas de El Salvador, Honduras y Panamá con Hugo Pérez, Fabián Coito y Tomás Christiansen respectivamente. 

Ante esta situación la Copa Oro, para la Selección de Costa Rica y su cuerpo técnico es la gran oportunidad de trabajar contra el tiempo, pero con el compromiso, en especial de los jugadores llamados, para que exista no solo una enorme obligación, sino que tengan la disposición para con el seleccionador nacional. Estas son las oportunidades que deben aprovechar los llamados a defender los colores de nuestra selección.

Como siempre, en una convocatoria -y en esta por diferentes circunstancias no se llamaron figuras-, qué sin lugar a duda, deberán ser parte de la selección en los partidos eliminatorios. Pero el grupo de 23 jugadores designados al final por el técnico, eso sí, con la asesoría del director de selecciones, consideramos que es la idónea para enfrentar el torneo. Posiblemente para muchos, faltaron llamados o bien sobran jugadores. Esto de las convocatorias no siempre serán del agrado de todo. 

Repasemos. En cuanto al departamento de porteros, los elegidos son Leonel Moreira, hace rato el mejor del campeonato, Esteban Alvarado, que quiere una nueva oportunidad como titular de la selección y el de mayor proyección, Patrick Sequeira, hoy en el Viejo Continente. Ya sabemos lo que nos da Leo, por lo que esta Copa Oro sería una buena oportunidad para Alvarado y retomar confianza. Suarez dijo que no le gusta alternar, por lo que, el que designe el técnico tendrá la responsabilidad del marco de la nacional en todos los partidos.

La zona defensiva cuenta con jugadores de experiencia: los centrales Giancarlo “El Pipo” González, Francisco Calvo, Kendall Waston y Oscar Duarte, y los laterales Keysher Fuller, Yael López y Ronald Matarrita, Oviedo quedó fuera a última hora por lesión. Con base en este llamado y a sabiendas que el manejador de la selección privilegia la línea de cuatro, podría contar en la formación inicial con los laterales Fuller y Matarrita, con los centrales Duarte y Calvo.

En cuanto a la cintura de la selección, se llamó a David Guzmán, Celso Borges, Jefferson Brenes, Allan Cruz, Bryan Ruiz, Jimmy Marín, Alonso Martínez, Ariel Lassiter, Johan Venegas y Luis Diaz, llamado a última hora por Oviedo. Aquí la duda es el parado que quiera el señor Suarez, pero conociendo algunos detalles, la sele apostaría por doble cinco, o bien un recuperador y un mixto, uno por delate y como especie de enganche y dos por fuera como extremos. Aquí apuntamos a Celso Borges con David Guzmán (lástima la lesión de Yeltsin Tejeda, que venía bien), el capitán Bryan Ruiz de diez y por los extremos Martínez tiene su cupo bien ganado, el otro por fuera podría ser para Marín. 

La ofensiva estará a cargo de Joel Campbell, José Guillermo Ortiz y Ariel Rodríguez. Pensando en solo jugador en punta, Campbell podría ganar la partida por su experiencia (conste, puede jugar de extremo también) y otra alternativa sería con Ortiz, consolidado en el fútbol colombiano.

Ante este llamado, y de acuerdo al análisis realizado, nos atrevemos a considerar un equipo titular que utilizará el D.T. del combinado nacional: 

Portero: Esteban Alvarado.

Defensa central: Francisco Calvo y Óscar Duarte.

Laterales: Keisher Fuller y Ronald Matarrita

Medio campo: David Guzmán, Celso Borges y Bryan Ruiz.

Tridente ofensivo: Alonso Martínez, Jimmy Marín y Joel Campbell.

Pero el que tiene la última palabra es Luis Fernando Suarez. Pero queda claro que tiene recurso humano para competir con lo que él considere su formación titular y además de contar con jugadores de recambio, que también puede alternar en los partidos, sobre todo pensando en los juegos seguidos que se dan en esta competición.

Lo bueno es que la designación del Comité Ejecutivo de la Federación Costarricense de Fútbol de contratar a Luis Fernando Suarez pasa por ya una experiencia después de manejar en eliminatoria primero y luego en mundiales a la selección de Ecuador en Alemania 2006 y a la selección de Honduras en Brasil 2014. Esto nos da confianza.

La Copa Oro, entonces tiene que servir, para trabajar una idea de juego, un funcionamiento adecuado que los jugadores digieran para buscar los resultados que brinden la confianza pérdida hace mucho. Empezar ganando es fundamental, y es que ya han pasado muchos partidos y el ganar ya no es parte de la selección. Por lo tanto, el primer juego puede marcar no solamente, el empezar bien la Copa Oro, sino pensando en la eliminatoria mundialista, una cita a la cual no podemos dejar de asistir, ya que triunfar es el bálsamo perfecto para encaminar el trabajo de la octogonal.

Nuestros rivales en fase de grupos son las selecciones de Isla Guadalupe, Surinam y Jamaica. 

La selección de Costa Rica, como parte del Grupo C, debuta este lunes 12 de julio ante la selección de Isla Guadalupe, el 16 de julio será su segundo encuentro ante la selección de Surinam y cierra contra la selección de Jamaica el 20 de julio. Todos los partidos de Costa Rica se jugarán en el Exploria Stadium de la ciudad de Orlando en la Florida. Los otros grupos están conformados por:

Grupo A: El Salvador, México, Trinidad y Tobago y Guatemala.

Grupo B: Canadá, Estados Unidos, Haití y Martinica

Grupo D: Honduras, Panamá, Granada y Catar.

Los dos primeros de cada grupo pasarán a cuartos de final, a un solo partido, que se jugarán los días 24 y 25 de julio. Los ganadores irán a semifinales en partidos pactados para el 29 de julio y la gran final que se jugará en La Vegas, Nevada para el 1 de agosto.

En 2021, una nueva versión de Copa Oro, nuestro máximo evento de selecciones de la región y donde esperamos gran protagonismo, pensando que podemos alcanzar el título y consolidar el grupo para la eliminatoria. La palabra la tienes jugadores y cuerpo técnico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *