Por: Emmanuel Miranda

Los diputados de la República nombraron al perezoso de tres dedos cuyo nombre científico es Bradypus variegatus y Choloepus hoffmanni (perezoso de 2 dedos), como el décimo sexto símbolo nacional del país. La ley establece que el Ministerio de Ambiente y Energía será el encargado de velar por la protección del perezoso.

La ley también obliga al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) promover la regulación de límites de velocidad en sitios identificados como sensibles para el libre movimiento de perezosos, implementar pasos de fauna aéreos y coordinar con las municipalidades. Por su parte, el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) podrá usar al perezoso en sus promocionales turísticos.

Los Perezosos de tres dedos son una de las dos especies de sobrevivientes de más de 50 tipos que existían en el pleistoceno (periodo geológico que comenzó hace 2,59 millones de años y finaliza aproximadamente en el 10 000 a. C). Los perezosos antiguos eran gigantes, pesaban 250 kilogramos y medían 3 metros, los más pequeños. 

Los descendientes de esos gigantes perezosos hoy pesan apenas cinco kilogramos; la lentitud de sus movimientos se debe a su consumo bajo en calorías, por ende, necesita tener un metabolismo cerca. Estos animales se desarrollan en las copas de los árboles lo que les permite consumir hojas que son poco ricas en calorías.

Si los perezosos no hubieran terminado viviendo en un ambiente cálido y húmedo cubierto de árboles, podrían vivir a un ritmo más rápido, pero a lo largo de innumerables generaciones han alcanzado un ritmo de vida perfectamente adecuado a su entorno. Ellos no tienen que correr para alimentarse y su lentitud les permite no ser detectados por posibles depredadores. 

Un dato curioso de este animal, es que las madres perezosas no almacenan grandes cantidades de leche, sino que les sale gota a gota; las crías se mantienen cerca del pezón y se alimentan a medida que la leche gotea. 

Algunas personas confunden su lentitud con vagancia, sin embargo, los perezosos solo duermen 10 horas diarias a diferencia de otros osos que duermen hasta 18 horas diarias. Todos debemos sentirnos orgullosos de estos 16 símbolos patrios, y estamos llamados a protegerlos y respetarlos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *