• Celebramos 197 años de la Anexión del Partido de Nicoya
  • Compartimos el contexto histórico de esta democrática decisión

Por: Emmanuel Miranda Pérez

No siempre Costa Rica y Guanacaste fueron una sola nación, sin embargo desde el 25 de julio de 1824, los lazos que siempre unieron a estos dos pueblos se convirtieron en una misma historia en común. El proceso de Anexión de Guanacaste a Costa Rica no fue sencillo, duró más de una década y se reafirma hasta 1859 cuando se firma el Tratado limítrofes Cañas-Jerez. Pero los costarricenses desconocemos las profundas relaciones que guanacastecos y costarricenses tenemos juntos.

Desde la época precolombina, existió una cercanía socio económica entre ambos territorios, los primeros habitantes de Guanacaste datan del año 12.000 antes de Cristo, eran tribus nómadas y semi nómadas. Los primeros asentamientos con estructura cacical (con un cacique a la cabeza) se producen en el año 500 antes de Cristo. A partir del año 800 D.C. tribus provenientes de Mesoamérica llegan a la región y se mezclan con los nativos; de ahí surgen tribus como los Chorotegas.

Conquista y colonia

Tras la llegada de los españoles a las cercanías, Nicoya pasó por cinco etapas administrativas: La gobernación de Nicoya (de 1522 a 1554), la Alcaldía mayor (de 1544 a 1588), Autonomía de Nicoya (1588 a 1593), Unión con la Provincia de Costa Rica (1593 a 1602), incorporación a la intendencia de León (1602 a 1824).

En medio de esas etapas se dieron procesos de acercamientos entre ambos territorios. Debido a la existencia de la ciudad de Puntarenas, Nicoya tuvo mucha cercanía económica con Costa Rica. Para bien entrado el siglo XVIII, la Diputación del León se dividía en siete partidos: Segovia, El Realejo, León, Granada, Nicaragua (Rivas), Nicoya y Costa Rica.

En 1813, la escasa población en la provincia de Costa Rica hace que los habitantes soliciten a las Cortes, la unión con el Partido de Nicoya para poder sumar la cantidad de población necesaria y poder elegir un diputado en las Cortes de Cádiz. Es así como es electo Florencio del Castillo para ese cargo.

Cuando se reestablece la monarquía absolutista (1813-1820), la diputación vuelve a ser dividida en dos, quedando Costa Rica separada del resto; al llegar la independencia, otra vez Costa Rica pertenece a la diputación de León.

De la independencia a la Anexión

Tras la independencia, Centroamérica se divide en dos bandos. Uno quería unirse al imperio mexicano de Iturbide, y el otro prefería gobernarse como una república federal. Estas disputas llevaron a las ciudades de Granada y León a entrar en guerra; este conflicto duró gran parte del siglo XIX. Presentándose esa situación y habiendo quedado la provincia de Costa Rica separada definitivamente de Nicaragua, los gobernantes costarricenses invitan a los guanacastecos a unirse a Costa Rica; esta invitación formal es entregada en marzo de 1824. 

En 1823, el abogado y diputado ante el Congreso Centroamericano Pedro Zeledón Mora, manifestó en una carta fechada en León, Nicaragua, la conveniencia de incorporar a Nicoya a Costa Rica. El 4 de julio de 1824 se convocó al primer plebiscito, sin embargo la posición de la anexión fue derrotada bajo el argumento de que el Partido no podía ser secesionista.

Se convocó después un nuevo plebiscito para el 25 de julio y en esta ocasión, las municipalidades de Nicoya (por su cercanía con Puntarenas) y Santa Cruz (la más efusiva y cercana a Costa Rica) votaron mayoritariamente la unión con Costa Rica; por su parte, Guanacaste (hoy Liberia) votó a favor de Nicaragua (por su cercanía con Rivas).  En Santa Cruz un 77% votó a favor de la Anexión, siendo el porcentaje más alto en todo el Partido.

No obstante el camino no fue fácil, después de este plebiscito, en 1825 la República Federal Centroamericana decretó temporalmente unida a Costa Rica el Partido de Nicoya. El gobierno de Costa Rica unió a estos nuevos territorios los poblados de Cañas y Bagaces, hasta tener la configuración actual de la provincia. En 1838 los municipios de Guanacaste, Santa Cruz y Nicoya reconfirmaron la unión a Costa Rica, a pesar de que Nicaragua seguía reclamando esos territorios como suyos. En 1859 tras la firma del Tratado Limítrofes Cañas Jerez, el gobierno nicaragüense reconoce a Guanacaste como territorio costarricense. 

Guanacastecos y costarricenses todos, a celebrar este 2021 en grande, ya solo faltan tres años para el Bicentenario de esta Anexión. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *