• Participan en el programa de Escuelas de campo
• Tienen acceso a fondos de financiamiento

Con mejores prácticas ambientales y uso de energía limpia, productores ganaderos han logrado mejorar su productividad y tener acceso a fondos para el desarrollo de su actividad.

Por medio del programa Escuelas de Campo de la Corporación Ganadera (CORFOGA), productores como Robert Alpízar Vindas participan desde el 2019 en proyectos relacionados con el bienestar animal, manejo de desechos sólidos y uso de paneles solares.
Con el proyecto Descubre, la Finca Robert inició un proceso de bienestar animal y mejoramiento genético que incluye un proceso de inseminación artificial para incorporar genética superior su hato.

No solamente se trata de tener una mejor calidad de ganado sino también de los animales estén bien cuidados y tratados adecuadamente, afirma Luis Andrés Barrantes promotor de la Corporación Ganadera.

En la parte de desechos sólidos, Barrantes señala que la Finca Robert, ubicada en Colonia París de San José de los Chiles, incluyó una nueva tecnología que implica sacar el agua de la boñiga para producir abono orgánico. Este proceso produce mayor eficiencia, pero además ahorro de energía.

En el año 2020, mediante el proyecto Crecimiento Verde, la Finca Escuela inició el uso de paneles solares y la inclusión de un sistema de cerca eléctrica alimentada por esos paneles. Este uso de energía limpia permitió a don Robert Alpízar construir un composteador que mejoró el proceso de repasto y abono de los potreros y también le permitió una mejor inversión en mano de obra para esa labor.

Robert Alpízar Vindas señaló por su parte que la Corporación Ganadera por medio de sus promotores ha sido el puente para acceder a la tecnología que ha dado un giro al funcionamiento de su actividad.

La instalación de los paneles solares por ejemplo ha sido de gran importancia ya que redujo la factura eléctrica convencional, además de hacernos más eficientes y productivos, añadió el productor.

Luis Barrantes promotor de CORFOGA señala que para participar en estos programas de tanto impacto ambiental y económico los productores tiene que estar inscrito tanto en la Caja Costarricense del Seguro Social y en el Ministerio de Hacienda cómo en el Ministerio de Agricultura y Ganadería además de someter los proyectos a concurso.

Por otra parte, para acceder a los fondos no reembolsables de PROCOMER el proyecto tiene que asegurar un impacto ambiental, desde el ahorro en materia energética es decir el uso de energía limpia hasta la disminución en el uso de fertilizantes, entre otros.

El Director de Proyectos de la Corporación Marco Fallas indicó por su parte que las acciones que se desarrollan en la Finca Robert, sin lugar a duda refuerzan el compromiso del sector ganadero en la descarbonizacion de la economía nacional y son consecuentes con lo establecido por la Estrategia de Ganadería Baja en Carbono y el Plan Estratégico de la Corporación Ganadera. Esto nos permite mitigar y adaptarnos al cambio climático, de una manera en donde los beneficios son múltiples y se logra mejorar la productividad y competitividad del sector ganadero nacional, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *