Estrella de Belén anuncia el nacimiento del Mesías, en fechas aún sin confirmar

  • Datos bíblicos y astronómicos hacen calcular entre marzo-abril como posible fecha de nacimiento de Jesús
  • Reyes magos pudieron conocer a Jesús cuando tenía entre 1 y 2 años de edad

Hannia Brenes

Para HOY EN POSITIVO

Muchos cristianos en Costa Rica y alrededor del mundo hemos crecido al calor de la Navidad, con toda la tradición y sentimiento que esto significa y conlleva, sin embargo vale la pena alejarse solo un poco de la ilustración típica navideña para conocer las opiniones de historiadores, comentaristas bíblicos y científicos, quienes a lo largo de la historia han dedicado muchas horas de trabajo para conciliar el relato bíblico del nacimiento del Mesías con los datos científicos.

Esta nota pretende dar un vistazo por aquellas teorías que no necesariamente están reflejadas en la escena del portal navideño.

Para empezar está la estrella de Belén, que según la fe cristiana, fue el astro que guió a los Reyes Magos al lugar del nacimiento de Jesucristo; el Evangelio de Mateo menciona que los Reyes Magos o Sabios del Oriente, vieron aparecer por el oeste la Estrella de Belén. «¿Dónde está el Rey de los judíos que acaba de nacer? Porque vimos su estrella en el este y hemos venido a adorarlo», Evangelio según San Mateo.

“Los Sabios del Oriente debían tener conocimiento de las profecías y supieron identificar que esa estrella significaba el nacimiento de un Rey; luego iniciaron su viaje posiblemente desde Mesopotamia hasta el lugar donde estaba Jesús, pero este viaje no fue corto, es posible que hayan sacado cálculos de los movimiento de la estrella y así avanzar; llegaron a Belén de Judea, donde Herodes era el rey y los mandó a llamar para hablar con ellos sobre el rey que buscaban”, comentó Eduardo Artavia, Pastor y estudioso de la Biblia.

Según el relato bíblico los Magos del Oriente, siguen el camino que señala la estrella y llegan finalmente a la casa de Jesús.  

Los tiempos de Dios y de los hombres

Análisis de la historia indican que para cuando los Sabios llegaron a la casa de Jesús, éste tenía entre más de 1 año y menos de 2, hay estudiosos que respaldan esta teoría porque Herodes luego de entrevistarse con los Sabios del Oriente y al verse burlados por ellos porque no volvieron a decirle dónde estaba el Mesías, mandó a matar a todos los niños menores de 2 años, lo que supone una edad promedio del niño que buscaba. Así también, resulta interesante la nueva visión del nacimiento de Jesús, en el que los Sabios del Oriente llegan en una escena que no es la tradicional, donde se encuentran José, María; y el niño en el pesebre.

En el nuevo escenario ya la familia de Jesús no estaba en el pesebre cuando llegan los Magos del Oriente, porque este fue un alojamiento únicamente por la emergencia del parto de María, posteriormente tuvieron que haberse instalado en un lugar óptimo para vivir.

Los estudiosos en el tema también señalan que el mes del nacimiento de Jesús, no pudo ser diciembre porque este mes en el calendario Judío, corresponde a uno de los meses más fríos, por lo que no podría ser cierto el relato bíblico que indica que había pastores cuidando ovejas, en este mes tan duro de invierno los animales estaban bajo techo, así que debió ser en un mes cálido.

Así también, y según la recapitulación en Wikipedia, el monje Dionisio el Exiguo, astrónomo de un monasterio romano, fue el encargado de establecer el nacimiento de Jesús, sin embargo cometió dos errores importantes al calcular el calendario cristiano en el siglo VI. Para determinar el año del nacimiento de Cristo, tomó en cuenta los reinados de los emperadores romanos, – pero olvidó que César Augusto había mandado cuatro años con el nombre de Octavio,- y también omitió el año cero (número desconocido en esa parte del mundo en esa época), lo que da un desfase de unos 5 años aproximadamente.

Sin embargo, aunque no hay certeza de las fechas exactas del nacimiento de Jesús, sí hay argumentos de que el relato es real, lo confirman las escrituras cristianas y científicos que siguen investigando la ruta de la estrella más famosa y fantástica del mundo, la de Belén.

Ahora nos corresponde a nosotros desearle una muy feliz Navidad en este 2020, en unión de sus seres queridos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *