¿CÓMO HACER UN PROCESO DE RECLUTAMIENTO Y SELECCIÓN EFICIENTE?

Lic. Amanda Arias Hernández / Especialista en Talento Humano / [email protected]

Con el movimiento comercial que ha comenzado a resurgir es probable que los negocios necesiten incorporar nuevos colaboradores. El proceso de reclutamiento y selección, para algunos, resulta un dolor de cabeza porque desconocen cómo gestionarlo. 

En tiempo de pandemia, los reclutamientos necesitan ser óptimos, es por eso que se mencionan unas recomendaciones para realizar dicha labor ordenada y eficientemente:

  • Elaborar o actualizar el perfil del puesto: formación, experiencia, competencias, requisitos técnicos y otros. 
  • Precisar el puesto en la estructura, cuál será su salario, quién será su jefatura, sus principales responsabilidades, etc.
  • Determinar si se le puede dar nuevamente la oportunidad a aquellos que fueron despedidos. 
  • Definir quién estará a cargo del filtro de las hojas de vidas y las entrevistas.
  • Cuando se cite al candidato a entrevista, mostrarse respetuoso, explicar los hechos relevantes del puesto y coordinar la fecha de la reunión; decir si la misma será virtual o presencial.
  • Atender a la persona de forma puntual, si se va a tener algún atraso informarlo.
  • No ser sujeto de interrupciones innecesarias o constantes, el tiempo del oferente es valioso también. En caso de eventos de fuerza mayor, explicar y ofrecer disculpas.
  • Hacer preguntas relacionadas únicamente al puesto y sus actividades, no hay lugar para las interrogantes personales o privadas.
  • Explicar los pasos a seguir y la manera en la que se informará si se continúa o no.
  • Coordinar de manera ágil las entrevistas con la jefatura del área y/o las pruebas pertinentes. 
  • Verificar la información que el aspirante ha proporcionado: empleos anteriores, duración, motivos de salida, desempeño, etc. 
  • Una vez tomada la decisión, es vital informar al postulante seleccionado. Explicarle con calma todos los detalles: horario, salario, lugar físico, jefatura, beneficios, fechas de pago, entre otros. 
  • Plasmar todo esto en el contrato o en una acción de personal (como mínimo).
  • A los perfiles descartados se les indica que su CV no será considerado en las siguientes etapas y se les agradece su participación. 

En ocasiones las organizaciones se dejan llevar por la premura de cubrir la vacante, sin embargo, con ello es mucho más probable que se obtengan malos resultados. Hoy, más que nunca, se requieren tomar decisiones certeras para evitar los reprocesos. La contingencia de experimentar situaciones desfavorables siempre está latente, pero destinar cuidado y esmero a la integralidad del reclutamiento, hará que la presencia de las mismas sea menor.

En caso que su emprendimiento, -sea pequeño, mediano o grande, – requiera acompañamiento y/o asesoría en esta área, es un gusto quedar a las órdenes.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *