72 años en paz Abolición del Ejército

Las victorias militares por si solas valen poco.  Lo que sobre ellas se construye, es lo que importa” José Figueres Ferrer, Enero de 1949

Fernando Retana, Colaborador HOY EN POSITIVO

Este 1° de diciembre de 2020 se conmemoran 72 años de aquella decisión histórica donde nuestro país, dejó de contar formalmente con la existencia de ejército, que aunque pequeño, era además una carga financiera para el Estado. Esta gesta fue liderada por el José Figueres, al frente de la Junta de Gobierno que asumió el poder interinamente desde marzo de 1948 hasta noviembre de 1949, y que posteriormente llega a ser Presidente de la República en los períodos constitucionales de 1953 y en 1970.  Este hecho es quizás el más  importante en nuestra vida civil, hacia ese camino hacia la paz permanente  y consecución democrática. 

Acto de abolición del ejército, en el antiguo cuartel Bellavista. El orador es Uladislao Gámez, Ministro de Educación Pública. 1º de diciembre de 1948.Acto de abolición del ejército, en el antiguo cuartel Bellavista. El orador es Uladislao Gámez, Ministro de Educación Pública. 1º de diciembre de 1948.

La actividad simbólicamente se realizó en el actual Museo Nacional, que anteriormente era un Cuartel Militar, contando con la presencia de estudiantes, miembros del cuerpo diplomático y otras personalidades nacionales. Figueres Ferrer derribó de un mazazo unas piedras de un torreón del Cuartel Bellavista, llegando así a su fin, esa era del ejército, e iniciándose la época donde la  seguridad y la educación serían junto a la salud, las nuevas prioridades de los futuros gobernantes.

Esta eliminación del ejército fue incorporada formalmente en la constitución de 1949, y mediante Decretos de las administraciones de los ex Presidentes Oscar Arias y Miguel Ángel Rodríguez, se estableció el 1° de diciembre de cada año, el Día de la Abolición del Ejército, y a partir de este 2020, ya es un nuevo feriado nacional, así establecido por la actual Asamblea  Legislativa. Está en todos nosotros como costarricenses, la responsabilidad de seguir disfrutando de una sana convivencia pacífica, con respeto y tolerancia para todos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *