• Génesis de la independencia de Costa Rica
  • Nuestra patria se vio favorecida por movimientos políticos en otras latitudes

Emmanuel Miranda Pérez

Costa Rica es una república independiente, eso lo sabe todo el mundo, pero cómo llegó Costa Rica a liberarse de España, qué provocó que en el inicio del siglo XIX, el imperio español se derrumbara y toda Latinoamérica alcanzara su independencia. Si no sabe la respuesta, este artículo le puede ayudar a comprender el proceso que culminó en la noche del 14 de septiembre de 1821 en la Ciudad de Guatemala y que a la postre permitiría al país iniciar su vida independiente.

Para empezar, remontémonos a esa noche de hace 200 años; los habitantes de Ciudad de Guatemala habían salido a las calles con farolas gritando libertad o muerte. Mientras tanto en el Palacio de los Capitanes Generales, el capitán General Gabino Gainza leía la propuesta y el político y periodista hondureño José Cecilio del Valle, se posicionaba a favor de la independencia. 

La coyuntura que vivía Centroamérica era complicada en ese momento; por un lado, la independencia de la mayor parte del Virreinato de Nueva España, -convertido ahora en el primer Imperio Mexicano- se había consolidado desde el 24 de febrero de ese año, cuando las tropas de Fernando VII, aceptaban en el plan de Iguala la independencia de México. Sin embargo, los territorios del Virreinato que se encontraban más al sur, ligados a la Capitanía General de Guatemala, (los territorios entre Chiapas y Bocas del Toro), no se habían independizado y España los seguía controlando mediante su capitán general.

Pero el retiro del ejército español y los intentos de expansión de Agustín de Iturbide, -emperador de México, – alcanzaron su punto culminante cuando en septiembre Chiapas decidió unirse a México e Iturbide invitaba a los otros países a hacer lo mismo. Esto precipitó que un débil Gabino Gainza aceptara la independencia de Guatemala, para frenar el expansionismo mexicano. Con el acta de independencia, el resto de provincias una a una se fueron uniendo a Guatemala.

Antecedentes de la independencia de Costa Rica y Centroamérica.

Lo acontecido el viernes 14 de septiembre de 1821 no fue el primer intento independentista. El 5 de noviembre de 1811 en la provincia de San Salvador, los sacerdotes José Matías Delgado, Nicolás Aguilar y sus hermanos, junto a Juan Manuel Rodríguez y Manuel José Arce, planearon y ejecutaron la toma de la casamata de San Salvador, donde se apoderarían de 200 mil pesos y unos cuantos fusiles que serían entregados a un grupo de patriotas del barrio El Calvario. 

Otro hecho significativo fue la Conspiración de Belén que pretendió el 21 de diciembre de 1813 destituir al Capitán General Bustamante y Guerra. 

Todos estos hechos enmarcaban la crisis que vivía el imperio español, ya por cien años de antigüedad. La casa que había gobernado España los Habsburgo, había sentado su poder colonial en un proceso de extracción de la riqueza del continente. Para esto crearon un régimen de estratificación social muy cerrado. En el fondo se encontraban las personas esclavizadas africanas que no tenían ningún tipo de propiedad y solo recibían lo necesario para subsistir. Por encima de ellos se encontraban los indígenas, mestizos, zambos y otros grupos étnicos, que, aunque eran libres, se encontraban en la completa pobreza. Encima de ellos estaban los criollos. Estos eran descendientes de españoles, pero que, por haber nacido en América, no podían optar por altos cargos públicos. 

España había dividido su enorme imperio en cuatro virreinatos: Nueva España que incluía México, gran parte de Estados Unidos y Centroamérica, Nueva Granada (Colombia, Venezuela y Panamá), El Virreinato de Perú con Ecuador, Perú, Bolivia y Chile, y el Virreinato del Río de La Plata con Argentina, Uruguay, Paraguay y partes de Brasil.  El caso es que los Borbones que sustituyeron a los Habsburgo, eliminaron una serie de derechos que tenían los criollos en los virreinatos, los cuales pasaron a ser regidos desde España. 

Esto se agravó con la derrota de España en la guerra de los 30 años, y provocó que el poder naval de España colapsara; a esto, hay que sumarle la invasión de las tropas napoleónicas. Con esto, las diferentes regiones molestas con el rey Carlos II que luchó tan poco, empezaron a buscar independizarse. Como respuesta a esto, los leales a los Borbones crearon las Cortes de Cádiz que pretendían generar todo un marco de ley para la lucha de la independencia de España ante Francia. 

Las Cortes de Cádiz establecieron una serie de libertades para los criollos americanos, sin embargo, cuando los Borbones llegaron al poder, acabaron con esas libertades, enojando a un más a los criollos, los cuales ya no tenían un sentimiento español sino americano. 

Así fue cómo se gestó la independencia de Latinoamérica, y nuestro país no escapó a esa realidad, y lo positivo fue aceptar convertirse en una nación libre y soberana, que nos hace celebrar en este mes con gran orgullo en nuestro pecho, estos primeros 200 años de vida independiente.

Sea el 15 de este mes o la última semana de octubre cuando pudimos recibir el Acta de la Independencia, lo cierto es que tenemos mucho por celebrar, e importantes retos por superar como sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *